miércoles, 7 de julio de 2010

Horóscopo de Orula

De la colección Secretos de la Santería de la editorial Panapo, nos adentramos al mundo del Horóscopo de Orula (1999) de la mano de Oscar Vázquez López. “Todos los caminos conducen a Dios”, así comienza lo que sería una especie de introducción a este pequeño libro en cuanto a formato, pero de dimensiones muy elevadas en su contenido. “El Horóscopo de Orula es una teoría que nos contacta con la similitud entre los Orichas del Panteón Yoruba y los signos zodiacales, demostrando el sincretismo africano de estas doce personalidades. La predicción del Diloggum sorprende al consultante por su veracidad e indica remedios o Ebbó para lograr los propósitos trazados en nuestra vida.”

A través del Horóscopo de Orula podemos palpar la unificación de las diversas religiones y manifestaciones espirituales, lo que comúnmente se conoce por sincretismo religioso. Nos confiesa Oscar Vázquez que ha sido enorme el placer de buscar ese sincretismo religioso. A su vez, expresa que el Horóscopo de Orula ha sido elaborado con mucho respeto hacia todas las ideas, tendencias y opiniones. Por encima de ese respeto reside el Amor y la humildad ante la magnificencia de la energía absoluta que estará siempre por encima de cualquier definición. Ashé por ello, Oscar.

Para todos aquellos nacidos del 22 de junio al 21 de julio o aquellos que son hijos de Obatalá, una muestra del Horóscopo de Orula:

Esta etapa cósmica corresponde al signo de Cáncer en el horóscopo Asirio. Es un signo cardinal que tiene por elemento el AGUA y está regido por la Luna. Su color es el blanco, su metal es la plata, su día el lunes y sus flores son los lirios. Los “cancerianos” tienen su sincretismo en religión Yoruba en la figura de Obatalá, que tiene también como metal la plata, su color es el blanco y el carácter de sus hijos semeja a los nacidos en ese período. Coincidencia o no, lo cierto es que a las “Piedras” de Obatalá no puede darle el Sol y sus hijos tiene como prohibición expresa la de comer cangrejos.

En su patakkin o historia, Obatalá fue quien creó la tierra en el centro del Mar en tanto que el cangrejo es, probablemente, el primer animal marino que pisa lo terrenal, símbolo por excelencia de la evolución humana.

El amor y la compasión expresada en su más alta significación son característicos de los nacidos bajo el signo de Cáncer y los hijos de Obatalá. ¿Cómo no querer a los hombres si él fue quien les colocó la cabeza?

Dos mundos poseen ambos, el de la forma y el de la idea, el mundo consciente y el mundo subconsciente altamente desarrollados. El totemismo (africano) y la zoolatría (Asiria) identifican en Obatalá y en cáncer el símbolo de la evolución humana, del pensamiento humano y del Universo en general.

Ambos son muy preocupados muy especialmente por el hogar y su intimidad, si los rige el amor serán tenaces y con un acusado instinto conservador. Sociable, humanitario; buscará más que los intereses materiales el altruismo y la espiritualidad.

Los griegos le dieron el nombre de Cáncer a la próxima constelación que aparecía en la eclíptica y se caracteriza por más de trescientas estrellas en su cúmulo, son estrellas de las llamadas débiles y le llaman en astronomía, “El Pesebre”, tal vez por la suavidad que transmiten ante su visión.

Los africanos le dieron a Obatalá el algodón, el árbol más recio de fruto más noble, el que puede volar en el viento y cegar a los pájaros, aquel suave al tacto y enormemente útil, delicado como débil es al tacto el cerebro humano.



Hijos de Obatalá y de La Luna: Habla el Diloggum, Dados: 5:6 6:4

Iroso, Iroso úmbe. No se cobra la consulta. Ha caído la tarde, tiempo de descanso y tiempo de mucha paz. Las injurias y las mentiras desaparecen. Curación. La “Letra” puede traducirse de muchas maneras, pero considero que lo más importante es precisamente “No se cobra la consulta”: es decir, el consultante recibe un beneficio de los Orichas y del Babalawo que lo registra, es tiempo de recibir, ya se ha dado durante mucho tiempo y ha llegado la recolección, advierten también los caracoles sobre injurias y mentiras que desaparecen sin que medie nuestra voluntad en ello, siempre ha sido de esta manera y siempre será así, quienes fabrican en torno a los demás un basurero de mentiras y de infamias, al final terminan sumergidos en su propia suciedad. Así pues, le tocará perdonar a aquellos que de buena fe creyeron en algo que no era cierto y sacar de su cuerpo cualquier huella de rencor.

Por otra parte, hay motivos para felicitarse. Se trata de un periodo de regocijo, ya que ahora se ponen de manifiesto los resultados de sus esfuerzos anteriores. En este período serán resuelto todos los asuntos y alcanzados todas sus metas. Le esperan las recompensas. Si lo que se proponía era de tipo profesional, tendrá ahora ganancias financieras, promociones y expansión en los negocios. Si la salud le causa problemas, se curará. Las dificultades familiares se allanarán y se verá colmado por el éxito, la tranquilidad y los beneficios extraordinarios de los que disfrutará. Aché.

EN EL AMOR: No será un tiempo de aventuras para los hijos de Obatalá, por eso aconsejamos una buena selección de quién o quiénes nos acompañarán durante esta etapa, una selección con discernimiento. Es probable que sea un tiempo sumamente estable con su pareja de este momento o que llegue a su vida lo que representará una verdadera y duradera estabilidad. Si no lo tienes a tu lado ahora, es porque ya está tocando a tu puerta, analiza con seriedad… y déjalo entrar.

En el amor lo que más te llevará al éxito será la intuición, tu voz interna, la unión del pensamiento racional y el espiritual, que será más comunicativa, analítica y certera. Escúchala con atención y procede según tus convicciones. Más de un amigo o amiga se acercará ahora pidiendo consejos y usted podrá unir parejas con sus obras y opiniones. Es una etapa de la que recibirás mucho del amor verdadero, el pausado, el amor ya logrado, completo y total y darás también, humanitariamente a otros, el alimento que más necesita el mundo de hoy: AMOR.

El que va de prisa, pronto se cansa, por eso te pido detener en este momento un poco la agitación de la vida cotidiana y releer desde el principio y con comedimiento esta predicción sin tiempo fijo.

SALUD: Es un momento de trabajo bien dirigido, perfectamente orientado y muy bien remunerado, si de los estudios se trata, también recibirás algún estímulo material de ellos. Pero esto puede provocarnos un exceso de empeño, una sobrecarga de trabajo que podría degenerar en problemas de salud y en las consiguientes pérdidas materiales que esto conlleva. Recuerde que es un ciclo de reposo, no de aventuras, trabaje con mesura, obtenga los resultados que espera pero no ambicione más. Tiene que tomar tiempo para el ocio, para la recuperación de fuerzas, y para disfrutar la paz que se ha ganado después de tanto tiempo de inquietud.

TRABAJO: Dice Orula que es tiempo de paz, no se te cobra la consulta. Recibirás con toda seguridad una remuneración mayor y ganancias que no pensaste obtener, será así, todo parece indicar que los caminos que se han abierto para no cerrarse más. Aprovéchelo con mesura. Los viajes de negocios entran en este periodo, y tal vez viajes más largos de los que imagina, pero atención, cuídese de las injurias que puedan afectarle emocionalmente y recuerde que las mentiras siempre tienen un mal fin. No pretenda arreglar las cosas, ellas solas se arreglarán. El hombre que marcha, mira siempre los cuatro caminos, manténgase alerta, agudo y analítico para encontrar las evidencias mucho antes de que puedan dañarle con un criterio, una mentira o una opinión. Piense bien antes de firmar ningún documento. Hay motivo para alegrarse, pero que la felicidad no nos convierta en descuidados. ¡Suerte!



Ebbó (Para la limpieza corporal y aliviar los caminos)

Debe conseguir las hojas del árbol del algodón, preferiblemente con sus semillas, deshojarla sobre una agua tibia, deshojar, libre de ramas, albahaca y una vareta de azucena, caliente el agua sin que llegue a hervir, luego déjela reposar mientras sus pensamientos se concentran en usted y pide por la limpieza de su cuerpo, libre de malas influencias y porque todos los caminos de la vida se alivianen, que todo se eleve y sea más fácil conseguir los propósitos predeterminados.

No sostenga ningún pensamiento que pueda dañar a otra persona. No pronuncie el nombre de ningún enemigo. La evocación de una persona que creemos nos hace daño o queremos de alguna manera dañar hace que esta energía cósmica venga hasta nosotros en un fenómeno aún indescifrable por la ciencia y en el caso de Obatalá, símbolo exacto de nobleza, no conviene hacerlo. Oricha delicado Obatalá o la energía que genera la invocación de su nombre podría enloquecer a una persona que no ha tenido nunca síndrome aparente de enfermedad.

Mientras realizamos esta acción debemos estar aún vestidos, sólo nos desnudamos cuando el agua esté ya situada en el baño y todo esté listo para dejarla caer sobre nuestro cuerpo. No muestre su cuerpo desnudo ante el algodón, ni pronuncies palabras obscenas ni de mal gusto.

Sentiremos, luego de los siete baños, que nuestra piel se ha rejuvenecido y seguramente la vida ha comenzado a adquirir una nueva juventud.



Auxiliar de la voluntad

Para las mujeres, dos graciosas manillas de plata, encomendadas a Obatalá y tenga en cuenta que con ellas puestas no puede decir palabras obscenas, ni desnudarse, ni hacer el amor. Le propongo que prepare una vasija de porcelana blanca, en las que haga descansar sus manillas de plata cada noche, mímelas y cárguelas con su energía, para que en sus cabezas no entren los males y su pensamiento sea más hermoso y protector. Para los hombres puede ser una manilla de plata, flexible, trenzada, también con las mismas restricciones, puede ser también un collar de plata, grueso que tendrá que guardarse cada noche en un lugar propio. Una pluma de loro nos alegra la cartera o el bolso, al igual que un copo de algodón sin procesar. Todo puede ayudar a que proteja nuestra mente, el pensamiento divino.

Frase del nuevo milenio

Habla Orula, el Sabio, y dice que abras los oídos, escuches con atencióny repitas dentro de ti estas palabras:

Aringbére ni yio mu oyé dele, asaretete koba oyé je.

“Aquel que camina, consigue el triunfo, y el que corre siempre fracasa.”



NOTA:

Para adquirir el Horóscopo de Orula u otros libros sobre la sabiduría de Obatalá y el signo de Cáncer, puedes llamarnos, escribirnos o acercarte a nuestro espacios de SANTERÍA MILAGROSA.



Escríbenos tu comentario

en el Blog y/o

Contáctanos al: 91 524 01 42

consultas@santeriamilagrosa.com

(C/ San Alberto, 1 -Esq. Montera, 23. Metros: Sol, Gran Vía)

http://www.santeriamilagrosa.com