sábado, 12 de julio de 2008

“Si Ochún me pide el pelo entero, me lo rapo, si yo soy suya”

Alma de la Sen Palacios es una española de 25 años de edad que descubrió hace siete meses la Santería y ahora se ha convertido en su vida. Viajará a Venezuela para hacerse santera y confiesa que su mayor anhelo es vivir practicando la religión afrocubana.

¿Cómo conociste la Santería?
De rebote. Fue hace siete meses, cuando vine a leerme las cartas para saber si el chico con el que estaba era el hombre de mi vida. Luego me consulté con el Babalawo y me enamoré de la religión afrocubana, me cambió la vida.

Y desde allí no haz parado de consultarte con el babalawo…
De hecho es mi padre. Yo lo escuchaba hablar y me quedaba muda. Él me eligió en marzo para que sea su ahijada.

¿Qué es lo que te sorprendía?
Todo. Desde la historia de los orishas, los patakíes hasta las cosas que tú ves que ellos hacen que funcionan. Todo sale, Orula es grande.El Elegua es muy grande, los guerreros y los santos son muy grandes. Ochún es muy grande.Yo le pido algo a Ochún y me dice toma hija. Te responde.
¿Qué cosas te han dicho que van ha pasar y han pasado?
Que iba a tener problemas con una mujer, dinero que iba a recibir.

¿En qué consiste la ceremonia para recibir la mano de Orula?
Son tres días. Allí te dicen quién es tu ángel de la guarda. El mío es Ochún, la diosa del rio.

¿Por qué estas vestida por entera de amarillo (desde la ropa interior hasta el abanico)?
Porque me hice una consulta hace un mes y debido a eso tengo que vestirme del color de mi madre, que es Ochún. Mi madre tiene que ir conmigo.

¿Cuánto tiempo tienes que vestir así?

No lo sé con exactitud, pero voy a estar vestida así hasta que me haga santa.

¿Cómo es eso de hacerte santa?

Uno recibe a su santo y tienes ceremonias. No puedo saber con exactitud cómo son hasta que no llegue el momento. Voy a viajar a Venezuela con mi padrino, tengo que estar unos días en una casa con mi yubona (madrina del santo). Y luego tengo que estar un año entero vestida de blanco.

¿Cuánto cuesta eso?
Depende donde te lo hagas. Aquí en España cuesta mucho. Yo me lo voy a hacer en Venezuela. El precio puede ser desde 4000 euros en adelante.

¿Cómo te ha cambiado la vida?
En todos los sentidos. Tengo muchísima paz interior. Pienso más las cosas. Yo, por ejemplo, tenía un trabajo fijo, se supone que una estabilidad emocional, económica y todo eso ya no lo tengo, porque no era lo que yo tenía que tener. Y me siento mejor así. Estoy feliz y ni siquiera tengo un trabajo. Ahora mismo hay cosas para mí mucho más importantes que el trabajo. Si tengo un problema lo tomo diferente, por algo pasan las cosas. Es que no se pueden explicar con palabras. Hay que vivirlo.
¿Tu familia sabe?

Algunos. Mi madre sabe algo.

¿Y qué piensa?
A mi madre le da miedo, porque no entiende. Cuando la gente no sabe, no entiende, le da miedo, no le gusta. Es como cuando te dicen ‘no me gusta las lentejas’ y acaso ¿las haz probado? La gente tiene miedo y es normal. Sobre todo acá en España, la gente no sabe lo que es santería.
La gente piensa que es vudú, que es algo oscuro o magia negra. Piensan cosa raras.


¿Tus amigos qué te dicen al verte todos los días vestida de amarillo?

Se quedan sorprendidos, uno le cuenta alguna historia, por ejemplo, de los orishas y dicen ‘joder, qué bonito, me gusta’, pero no entienden más. La gente es muy cuadrada, normalmente la gente lleva su vida, su rutina y de allí no salen. Yo digo que visto de amarillo, porque me gusta o porque hice una promesa y no tengo que dar más explicación. Al igual que cuando vista un año de blanco y este con el Yaboraje, habrá gente que sepa la verdad y gente que solo va a saber que hice una promesa.

¿Y estás dispuesta a todo?
Para con mi santo sí. En la ceremonia para hacerme santa, mi madre que es Ochún te permite hacerte una corona, que es quitarte un cacho de cabello. Pero si ella me pide el pelo entero, me rapo el pelo, si yo soy suya. Yo soy de ella, así que lo que ella quiera, de ella es.

¿Por qué vienes a ver al Babalawo frecuentemente?
Porque necesito a mi padrino. A lo mejor yo estoy agobiada o estresada o simplemente porque me apetece verle. Es como mi padre, yo le cuento las cosas como se las puedo contra a mi mejor amiga.Tengo muchisima confianza con él, porque me entiende.
¿Si uno realiza la ceremonia, ya es santera?
Uno además tiene que estudiar. Tienes que aprender la lengua Yoruba, los rituales, las ceremonias, que decir y que no, leer determinados libros.

¿Y en cuanto al crecimiento espiritual?

Muy grande. No soy santera aún así que no sé hasta donde puedo llegar. Pero a mí desde pequeña me pasan cosas y desde que me hecho Orula más. He visto cosas, he sentido cosas, sueños. Yo, por ejemplo, siempre he tenido un don con las manos. Digamos que curo, no sé si esa es la palabra correcta, pero en momentos puntuales, yo pongo las manos y a la persona se le pasa el dolor, me lo quedó yo. Son cosas que no sé cómo explicarlas, hay que vivirlas y sentirlas.



¿Qué es lo que buscas con ser santera?

Yo no busco. Es lo que ellos tienen preparado para mí.

Pero ¿tú buscas ejercer la santería?
Sí, me apasiona. Me encanta ver cómo las personas salen renovadas. Me gustaría ayudar a las personas de esa forma, es grande todo esto.

¿Qué es lo que tiene esta religión que te llenó tanto?
Yo era como San Mateo, tenía que ver para creer, ahora creo sin ver. No hago esto para sentirme protegida, sino porque me gusta. No creo que solo una persona haya creado todo y pienso que Jesús no es que haya sido alguien perfecto, todos tienen defectos, son seres humanos, son personas de verdad. La religión afrocubana te muestra eso.

viernes, 11 de julio de 2008

jueves, 10 de julio de 2008

Conjuros para el Martes 13

Búhos, velas, estampas de santos y amuletos de cuarzo se conjurarán contra el Martes 13, un día de mala suerte para los supersticiosos, quienes incluso llegan a desarrollar patologías o trastornos que pueden repercutir en su calidad de vida.

El comportamiento supersticioso, declaró el médico del Hospital Clínico de Madrid, Pedro Tarquis, es un “hecho real en psicología y psiquiatría”, la enfermedad es la “expresión exagerada” de dichas creencias populares o mágicas.

“Más que una patología son pequeños trastornos, que pueden afectar a la calidad de vida de la persona. Es un hecho social más que clínico” agregó el médico internista.

El origen de la maldad atribuida al martes -según los estudiosos del tema- se vincula al hecho de que en la última cena eran trece los comensales, la cábala daba cuenta de trece espíritus del mal y la venida del anticristo se recoge en el capítulo trece del Apocalipsis.

Más discutible parece que precisamente un martes y trece Eva tentara a Adán con la dichosa manzana.
Dudoso parece también que en esa fecha uno deba abstenerse de embarcarse, casarse, mudarse, matar un cochino, urdir telas, llevar a una hija a confesarse, dar a luz… La retahíla de refranes más o menos acertados es casi infinita.


Según explicó la echadora de cartas del tarot Inmaculada González, que trabaja en uno de los establecimientos de la “Santería Milagrosa”, especializados en temas esotéricas, cuando se aproximan fechas como el martes y trece, el viernes y trece o la noche de San Juan crece la afluencia de público en busca de amuletos para protegerse de la mala suerte o atraer las energías positivas.



“Hay muchas personas que tienen en cuenta estos días”; se proveen de estampas de santos -entre los preferidos Santo Tomás, San Judas y Santa Teresa-; búhos de la buena suerte y velas que se colocan en las ventanas para ahuyentar a los “malos espíritus”.


Otros acuden a la “Santería Milagrosa” para encargar amuletos específicos, por ejemplo cuarzos de color claro o ahumados, e informarse de libros que hablen sobre estas cuestiones.


A juicio de la profesora e investigadora de la Universidad de Extremadura, Pilar Montero Curiel, estamos asistiendo a un cierto resurgimiento de la superstición y otros ritos mágicos, quizá debido a la pérdida en la fe religiosa.





“Hay personas que necesitan comunicar sus problemas y conflictos” y, de algún modo, han sustituido el confesionario y la figura del cura por el de la pitonisa, echador de cartas o adivinador, opinó Montero, que basó su tesis doctoral en la medicina y veterinaria natural, costumbres y lenguaje del pueblo de Madroñeras (Cáceres).

Independientemente del martes y trece, hay muchos que sin darse cuenta siguen al pie de la letra las “profecías auto-cumplidoras”, la más conocida el horóscopo, capaz de animarnos a emprender un proyecto, dudar de la fidelidad del marido, plantar cara al jefe o empeñarse hasta las cejas para convertir en realidad un sueño.

En cualquiera de esos supuestos: mucha prudencia y esperar a los que nos deparará este día y su correspondiente horóscopo.


Fantasía, esoterismo y magia en Donostia

Foto: Karlos Corbella

Noticia del 08 de Mayo de 2006.


El Palacio Miramar acogió desde 07 de mayo hasta el 13 de agosto el XIII Salón del Esoterismo y las Terapias Naturales.


La apertura del evento tuvo lugar a las 12.00 horas con un ritual oficiado por el ministro taoísta Efrén Alvarez. El maestro, representante del sacerdocio de Melquisedec, ofició la ceremonia con la que daba comienzo el encuentro, en el que el visitante puede conocer las manifestaciones más curiosas del mundo espiritual y la parasicología. Con una mesa en la que había una vela blanca y diferentes minerales, el ministro taoísta, ataviado con una larga túnica blanca, prendió tres ramas de incienso que representaban el cuerpo, el alma y la mente purificadoras.


A continuación, el maestro mexicano invocó a los dioses, las diosas y los arcángeles para conseguir un "enlace entre hermanos, la unidad de los pueblos y un auténtico espacio de paz".
"Este año pretendemos una familiaridad de todas las escuelas y linajes del mundo a través de la alegría", explicó Efrén, que estos días adentra al visitante en la iniciación crística, el autodescubrimiento o los misterios de la madre tierra. Con motivo del ciclo de esoterismo, se ha instalado la exposición Arte y Magia del Tarot , que ofrece estos días un repaso visual de seis siglos de historia de los naipes de adivinación, desde los más antiguos del siglo XV, hasta los más recientes.


Durante diez días, se van a pronunciar conferencias, dar demostraciones de videncia en directo, actos con pioneros del yoga en España y estudios sobre la historia de las brujas en Euskal Herria.
arte Los que se acerquen a Miramar pueden asistir a charlas sobre temas tan misteriosos como realidades del aura, la reencarnación, el tarot, el desbloqueo emocional y la espiritualidad frente al cáncer.


Asimismo, se realizan cartas astrales, fotografías del aura, estudios quirológicos y masajes terapéuticos. Además, los visitantes al salón pueden ver de cerca todos los artículos que tienen relación directa con la santería milagrosa, los secretos del tantra o el mundo de las energías.


"Dentro del mundo del esoterismo uno puede encontrar auténticas obras de arte, cartas del tarot inspiradas en las obras pictóricas de artistas como Klimt, cartas chinas con imágenes impresionantes o el curioso tarot vasco.


El que quiera acercarse por aquí, más allá del esoterismo, también podrá disfrutar del arte", señaló el gerente de la Santería Milagrosa, un hombre que tiene muy claro que el expositor que maneja es "un auténtico museo del Tarot".


Para los aficionados a este tema se han instalados libreros que venden las historias más recientes sobre los poderes curativos, el esoterismo, el tarot, la astrología universal. Entre los más curiosos, una de las libreras muestra el Apocalipsis de Ramsés y La Bola de Cristal .


A pocos metros, Marina Kolesnik, otra joven trabajadora de la Santería Milagrosa, muestra a los clientes los amuletos y cartas providenciales con las que trabaja en la actualidad. "Hemos llegado de Madrid, donde tenemos cuatro tiendas y una nave. Ahora tratamos de exportar todo este mundo del esoterismo para la gente de Donostia", afirmó.


También hay espacio para las adivinanzas a la vieja usanza, con bola de cristal y pañuelo anudado a la cabeza. Es lo que hace Horacio, uno de los grandes pitonisos que merodean por la zona. Mientras a nadie le echen un mal de ojo, todo va bien por Palacio Miramar.

“LA SANTERÍA” CORTOMETRAJE INTERNACIONAL





Film producido por “Santería Milagrosa”

/noticias.info/ El 14 de Noviembre del 2007 en el City College of San Francisco de la ciudad de San Francisco – California, se proyecto en estreno internacional el cortometraje "LA SANTERIA", el cual fue seleccionado en la Sección Oficial del INTERNATIONAL LATINO FILM FESTIVAL - SAN FRANCISCO 2007.Este cortometraje producido por SANTERIA MILAGROSA está dirigido por Federico Eines Levinton con fotografia de Felix Monti ("La Niña Santa", "Luz de domingo"), e interpretado por Ofelia Angélica e Isabel Herranz.

Resumen:
Lucia acude a "Santeria Milagrosa" en busca de un milagro para que su marido no la abandone.Necesita un "Amarre" de Santería para atar a un ser querido.Y cuando la Santera tira las carcolas ... el futuro de llegar.Ambas presenciarán a partir de ese instante toda la fuerza de la Santería en acción y esta ancestral sabiduría africana brillará con todo su esplendor para cumplir su ardua tarea.


Casting
Isabel Herranz VegaOfelia Angelica

Musica
Carlos Diaz SanchezVictor Gabriel Navarrete

Sonido
Ricardo SteinbergJuan FerroMaria Steinberg

Cinematógrafos
Felix Monti

Editores de Cine
Irlanda Tambascio

Dirección de Arte
Xavier Campoy

Proyección
San Francisco International Latino Film Festival - 2007




Santería Milagrosa: una franquicia para las religiones del mundo





Tras haber detectado una demanda por la creciente inmigración que se asentaba en España, Ricardo Salas abrió en 1997 en Madrid, una tienda especializada en productos para rituales religiosos, mágicos y paganos. En tan sólo ocho años ya tenían cuatro tiendas en la capital y actualmente es un negocio en expansión que vende sus productos a más de 300 comercios de todo el mundo.


Tras el éxito obtenido con la primera tienda, ubicada en la madrileña calle de Bravo Murillo, Ricardo Salas comenzó en 1999 una expansión de su negocio abriendo otras dos tiendas más céntricas en las calles de San Alberto y de Espoz y Mina. Desde esta última, no sólo vende sus productos al por menor, sino también al por mayor.


Importa productos de países como Argentina, Brasil,Venezuela, Perú y Cuba. Después los distribuye al por mayor y con su propio sello en España. Además, produce una serie de artículos que para su comercialización requieren del cumplimiento de requisitos sanitarios y legales, por eso utiliza las fórmulas magistrales de sus países de origen, pero, al mismo tiempo, cubre las garantías necesarias. Todos los productos son comercializados por más de 300 tiendas en todo el mundo.


Tiene unos 6.500 productos distintos. Desde velas, hierbas y esencias, hasta inciensos de todo tipo: de albahaca para ahuyentar la envidia y atraer la buena suerte, de vainilla para llamar a la salud y la alegría, jazmín para la felicidad, opium para la tranquilidad o alcanfor para la energía, etc. También objetos esotéricos como bolas de cristal, pirámides, campanas, crucifijos, imágenes, herraduras y collares. Libros sobre piedras, sueños, numerología, péndulos, ángeles, gnomos y, por supuesto, sobre las distintas religiones del mundo. Pero quizá lo más representativo es su amplia gama de tarots: redondos, masónicos, israelitas, egipcios, rusos, eróticos…


Todos estos productos abarcan un sinfín de religiones, desde la católica hasta el camdomblé, vudú, santería o hinduismo. Su máxima es que si no tienen el producto que les demanda el cliente, se lo consigue, y se caracterizan por la velocidad en la entrega, normalmente de hoy para mañana. En estos momentos, cuenta con cinco franquicias, ubicadas en el centro de Madrid.


Los requisitos que Ricardo Salas pide a un futuro franquiciado son: ser emprendedor, tener ganas de trabajar y algún tipo de videncia, como la lectura de las cartas, las manos o las caracolas. El precio de la franquicia es de 48.000 euros y el interesado ha de tener un local, en propiedad o alquiler por más de cinco años. A cambio, le monta todo el local proveyéndole de estanterías, productos, ordenador, programas informáticos, publicidad, tv, tarjetas, bolsas y trípticos. Después, está en mano del franquiciado vender sus propios servicios: lectura de manos, cartas, caracolas o cursos.

La Santería afroamericana llega a Madrid

Santería Milagrosa ofrece un sinfín de productos y recetas «mágicas»

ROSA DE LAS NIEVES / Especial para EL MUNDO MADRID.-

De Yoruba, Ewe y Nagó (Nigeria) llegaban barcos de esclavos hacinados a Latinoamérica. A aquellos africanos se les prohibió, desde el principio, poner en práctica sus religiones. Sin embargo, para conseguirlo, sincretizaron sus creencias con el catolicismo. Hoy, la práctica de la santería se mezcla con otro tipo de cultos en una tienda madrileña llamada Santería Milagrosa.




En la tienda, única en España, y donde moran todas las religiones, se mezclan San José, el demonio y un sinfín de hierbas, fluidos, velas y fetiches. Exú Beludo es el diablo dueño de los caminos. Muy apreciado en la magia negra, proviene de Brasil.


Castigos espirituales

En otra estantería, bolsitas de tierra de cementerio, serpientes de dos cabezas y féretros de cera y madera se venden para desear la muerte al enemigo.

«Se trata de castigos espirituales, muy propios de las religiones afroamericanas y de la cultura popular, que sirven tanto para el bien como para el mal. Porque lo que es bueno para mí, puede ser malo para ti», comenta a EL MUNDO, uno de los propietarios del establecimiento.

Este argentino, junto con su socio Luis Salas, decidió abrir esta tienda madrileña, hace 15 meses, ante la falta de productos típicos para practicar la santería y por su gran demanda.

Los castigos espirituales, considerados como el mal de ojo, son eficaces en un 80% de los casos. «Sin embargo, no conozco ningún caso en el que se haya matado a alguien, porque es muy difícil quebrantar la voluntad de una persona», añade el argentino.





La receta del pene rojo


Los productos llegan de Cuba, Brasil, Argentina y Venezuela. Con más de 5.000 clientes, están pensando en abrir otra tienda en el centro de Madrid. Incluso, tienen una página en Internet donde se explica en qué consiste la santería, los productos que venden, para qué sirven las deidades afroamericanas y recetas para todo tipo de situaciones.

«La receta del pene rojo es una vela, en forma de pene, muy utilizada para dominar esta parte del hombre. Cogerlo y escribir el nombre de la persona que hay que dominar. Untar con manteca de cacao, coger fluido vaginal y frotarlo durante 5 minutos pidiendo lo que se desea. Dejarlo envuelto en un trapo blanco de 3 a 7 noches...» Los productos para realizar este tipo de ceremonias cuestan una media de 1.000 pesetas.



En la tienda está el santero Norberto Hernández: «Sólo los cristianos pueden entrar en la santería, porque es un sincretismo entre la religión católica y la religión africana. Cada persona tiene un santo que la guía y la ceremonia de consagración, que sería el bautismo, dura siete días. Los tres primeros son para acoger al santo, y los restantes para recibir la pleitesía y los regalos de la gente. Y, durante estas ceremonias, se sacrifica a aquel tipo de animal del que se nutre este santo».

Diario El Mundo: Así se limpia el mal de ojo


Fidel Revilla es un santo. Y no lo decimos porque sea muy bueno, sino porque practica la santería.
Fidel es cubano y aprendió está religión en su país natal. Aunque ahora vive en España, no ha dejado de practicar sus rituales y oraciones. En Madrid, de hecho, se le contrata para que ejerza su profesión. El santero siempre actúa con la cabeza cubierta y reza para que no le afecten las malas energías.

Para demostrar cómo funciona este mundo, Fidel realiza un ritual de limpieza espiritual. Si, por ejemplo, alguien le ha echado mal de ojo a otra persona, esta ceremonia lo liberará.


En una sala pequeña hay un altar con siete recipientes, todos ellos llenos de agua. También hay símbolos religiosos, como un crucifijo. «Lo primero que hay que hacer es trazar un círculo con cascarilla», explica el santero. La cascarilla es un polvo blanco como la tiza, que Fidel esparce despacio por la habitación.El venezolano, José de Jesús, es el cliente que tiene mal de ojo.Se mete en el centro del círculo y, mientras, Fidel coge una cáscara de coco, se la pasa por encima de la cabeza a Jesús y reza un padrenuestro y un avemaría.


«A continuación, tenemos que retirar el mal de su cuerpo», dice el cubano. Y, sin soltar el coco, hace movimientos de arriba a abajo, y así expulsa el mal de ojo de José. «El mal de ojo está ahora en el coco, y se lo tenemos que ofrecer a la prenda», explica el santero. Ésta es una amalgama de palos, cuchillos, algún hacha y diversos objetos colocados sobre un recipiente que hay en el suelo. Allí, el coco con mal de ojo se quedará un tiempo.


Pero el ritual de limpieza no termina aquí. Fidel limpia con unas hojas empapadas en un líquido amargo el cuerpo de José.«Valen de cualquier tipo. Éstas son de ficus», dice. Acto seguido, las quema en el suelo. José debe cruzar la pequeña hoguera varias veces y rezar. Unos cuantos baños completarán la limpieza interior.


Y para terminar, un detalle: el mal de ojo, según cuenta Fidel, no tiene por qué ser producto de rituales ni hechizos. Basta con pensar mal, muy mal, en alguien, dirigir todo el odio interior hacia esa persona. Mejor tengan cuidado.

domingo, 6 de julio de 2008

Prensa Diario El Mundo: El rincón de la magia y la santería

POR PABLO HERRAIZ

Hechicería. La Santería Milagrosa es un reducto en el corazón de la capital donde se puede encontrar de todo: maderas bendecidas, velas, estatuillas, bolas de cristal... Además, cuenta con santeros que realizan limpiezas de alma y rituales para encontrar trabajo o amor.










No es que sean cosas muy fáciles de encontrar, la verdad. Pero hay personas que realmente necesitan comprar todo eso. Y mucho más, claro. ¿Dónde se puede encontrar? Muy sencillo: en una santería. No es lo mismo ser chamán que santo. Ni es lo mismo hacer rituales en plan chapucero que hacerlos con propiedad. Y para eso, la Santería Milagrosa lleva desde 1997 surtiendo a santeros, practicantes, creyentes y supersticiosos en las calles de Madrid.



El negocio -porque en el fondo es eso, un negocio como cualquier otro- que en su día ontó Ricardo Salas ahora tiene cinco locales. Dos de ellos están en los aledaños de la Puerta del Sol, otro en Cuatro Caminos, en Noviciado y M. de Vadillo. En la santería hay todo tipo de objetos.Algunos pueden parecer absurdos y otros, directamente, lo son.



Pero en la Milagrosa se puede encontrar de todo, y ahí está su valor. Hay cintas mágicas de todos los colores, especias para rituales, estatuillas, estampitas, pedazos de madera, velas y figuritas. Y en los huecos que hay entre estos objetos se mezclan libros, tarots, pais y mais, hechizos, herramientas de santero, bolas de cristal y hasta tambores.




LA MEZCLA ES LA CLAVE
En la santería todo vale. Bueno, para ser precisos, la santería es mestizaje, mezcla cultural. ¿Cómo surgió la santería, qué es? Es complicado definirla, pero sobre todo es eso, mezcolanza.Su práctica abarca desde los rincones de África hasta las islas caribeñas, donde concentra su fuerza. Las tradiciones cristianas y animistas, los ritos populares y la superstición son los ingredientes de este cóctel.



Ahora, cada vez es más común en las calles madrileñas. «La inmigración ha traído consigo muchas prácticas que antes no existían», explica Ricardo. Y es cierto que los oriundos de Argentina, Chile, Brasil, Cuba y Ecuador, por citar algunos países, han importado sus prácticas religiosas. Allí hay millones de creyentes. «Pero también es cierto que un gran porcentaje de nuestros clientes son españoles, y concretamente, mujeres», continúa contando Ricardo Salas.
Hay mucho de exótico en esto de la santería pero, al final, las nativas de aquí son clientas preferentes. Su interés suele radicar en comprar barajas de tarot, pero también velas. Y las velas de la Milagrosa no son cirios normales. Algunas tienen forma de pareja, ya sea de chico y chica o de dos del mismo sexo. Otras velas son penes, cabezas de animales, tijeras.



Cada una tiene una utilidad. Incluso su color influye en los poderes que tiene. Por ejemplo, una vela-falo de color rojo ayudará a que el hechizado tenga más pasión, mientras que la de color negro se la quitará. También se puede lograr que al susodicho no le funcione el ‘cuerpo’ correctamente cuando esté con otra pareja.



Desde el pasado 11-M, quienes trabajan en la Milagrosa reconocen que las ventas de velas se han multiplicado. En realidad, más que por cuestiones esotéricas, la gente las ha comprado para ponerlas en los altares callejeros.



La colección de tarots que Ricardo tiene en su tienda de la calle de San Alberto es quizá la mayor de España: 700 barajas diferentes.Algunas son del tamaño de un sello de correos, otras tienen gran valor porque son de edición limitada. Y también hay tarots de Marsella, que son los clásicos.
«Todos los tarots sirven para lo mismo, y se utilizan igual.La diferencia es que cada uno se siente más a gusto con un tipo», cuenta Ricardo. De hecho, las cartas del tarot son todas iguales, pero están decoradas de diferente manera. Por eso, la interpretación es igual, pero cada uno elige los dibujos.

De Brasil viene la Pomba Gira. Ella es la mujer de Exu, su compañera.La Pomba Gira concede deseos. Es bella y coqueta, así que hay que tenerla contenta. Sus fieles le hacen ofrendas que van desde los regalos hasta la comida. Y ella decide si ayuda o no.




Las estanterías de la Milagrosa están plagadas de estatuillas que acompañan a la Pomba Gira: Eleggua, pais y mais brasileños, que son espíritus de antiguos esclavos; figuras de indios americanos, la Iemanyá o virgen del mar.



En este lugar los colores lo dominan todo, y su variedad enriquece la cultura popular de Madrid. Creer o no en la santería es asunto de cada uno. Puede ser igual de razonable que creer en otras cosas. De hecho, aquí tampoco faltan los motivos cristianos, como las estampitas o los santos.



Millones de personas en todo el mundo practican la santería, desde los suburbios más recónditos de Nairobi hasta el despacho presidencial de Brasil -Sí, se comenta que Lula también-. Al fin y al cabo, ¿por qué no poner un poco de magia en la vida?