miércoles, 20 de octubre de 2010

Olodumare, Olofi, Olorum y Orí

¿Quién o quiénes son Olodumare, Olofi, Olorum, Orí en la Santería, el Culto Yoruba o la Regla de Ocha? Cuando escuchamos hablar sobre Santería, tal vez lo primero que salta al pensamiento es la palabra “Oricha” y el culto a los mismos. Si se nos ocurriera preguntar por la identidad de Elegguá, con toda seguridad, de cualquier practicante o incluso curioso que tenga una mínima noción de esta práctica espiritual, podría decirnos que el mencionado Oricha es quien abre y cierra caminos; o que Yemayá es la madre de todos los Orichas, deidad de las aguas saladas. Pero ¿si mencionáramos el nombre de “Olodumare”? ¿Se reconocería con tanta facilidad?

Siendo la Santería una disciplina mística muy vasta, proveniente de un conjunto de tradiciones africanas antiguas implantadas en América, practicada por diversas culturas y regiones se hace interminable la profundidad de sus misterios y conocimientos. Por lo mismo, los nombres erigidos para nombrar a la entidad creadora de tota la existencia resulta para algunos, incluso practicantes, desconocida. A través del libro Santería Yoruba de Celia Blanco y del libro de Evaristo Pérez Carriego, Iniciación a la Santería conoceremos quién es o quiénes son Olodumare, Olofi, Olorum y Orí.



Olodumare es el Dios Creador, fuente de todo lo existente. Olofi y Olorum son nombres que se le atribuye al mismo Olodumare. Son tendencias diferentes de la divinidad que se integran, como una trilogía unificada, en una sola entidad pero representando aspectos distintos del Ser Supremo.

Olodumare siendo la fuente primaria de energía vital, que aún continúa proyectándose. Olofi un aspecto más accesible, es quien dirige el concierto de energía cósmica universal, otorgándola y removiéndola según las necesidades del ser humano; y Olorum es la proyección mística y etérea de esa energía incorpórea, intangible y sublime que interpreta todo lo existente. Esta trilogía llevó a sincretizar a Olodumare, Olofi y Olorum con el Padre, Hijo y el Espíritu Santo, respectivamente, quienes conforman la Santísima Trinidad en la religión Católica.

Es Olofi y no Olodumare quien se relaciona con la vida diaria de los Orichas, posee las cualidades de un noble Rey, así como sus defectos. Aparece, cegado por los celos, tratando de tomar la vida de su hija Ochún. Al darse cuenta de su terrible acción se entristeció de modo tal que sus lágrimas inundaron la Tierra. Luego arrepentido vagó por el mundo buscándola. Al hallarla recuperó la paz interior perdida y llegó al cielo.

Luego lo vemos víctima de una treta. Los Orichas intentando obtener una parte de los poderes divinos, que para ese momento eran exclusivos de Olofi, planearon un ardid del cual fue protegido por Elegguá.

En otro momento es un ser apesadumbrado. Viendo que su creación no era perfecta, cansado por los errores de los mensajeros ejecutores de sus órdenes y de las continuas riñas de la Tierra, un día dijo: ‘El cansancio me agobia, necesito retirarme a reflexionar.” Obbatalá lo visitó entonces, acompañado del resto de los Orichas, para pedirle que repartiera su poder entre todos, y así cada uno podría realizar una parte de la obra necesaria dentro del mundo. Esto le permitiría a Olofi descansar. Desde entonces cada Oricha posee un dominio, una parte del poder divino. Olofi aparece sincretizado con la imagen de Jesús Crucificado. Olodumare, Olofi y Olorum no tienen sacerdotes consagrados, no bajan nunca, no tienen collar ni rogativas.”

Celia Blanco



Desde la perspectiva y experiencia de Evaristo Pérez Carriego, en Iniciación a la Santería, “Dios es llamado Olodumare o Dios Omnipotente, inmanente. Es el todo y el más grande de todo. Su esencia es poco comprensible para los seres humanos. Oloddúmare* no es Oricha porque él no fue creado, siempre ha existido. Suele nombrarse de otras formas como Olorun*, Oloddúmare que es un nombre compuesto para el Creador. Olorun es el dueño de los cielos. De forma compuesta, significa el Ser Supremo que se encuentra en el cielo. Oloddúmare es Dios como el Todopoderoso y Olorun es Dios como el Creador sobre el mundo material.

En la Santería, continúa Evaristo Pérez, se le designa Elledáa, que significa Creador. Es la energía de Dios que late en todos los seres vivientes; generalmente se le vincula con el Ángel guardián.

Orí, es también un nombre usado por los Yorubas para nombrar al Dios Supremo. Orí es la fuerza que impulsa la vida. Se habla de que Orí más que el alma es la consciencia. Para los Yorubas quien tiene suerte en la vida, se dice que tiene un buen Orí.

Olofï*, es otro de los nombres usados en la Santería, mas no en los Yoruba. Es el nombre más popular con el que se designa Dios. Es el Dios personal del hombre, siendo una fuerza creadora de todo lo que hay en la Tierra. La leyenda cuenta que Olofí fue el encargado de agrupar las piedras planas y suaves, incluyendo su ashé en ellos, o sea el poder divino, de aquí se crearon los Orichas. Termina explicando Evaristo Pérez sobre la deidad Suprema de la Santería y el Culto Yoruba.

*Las diferencias en la gramática de los nombres de Olodumare / Oloddúmare; Olorum / Olorun; Olofi / Olofí se debe a respetar la elección de forma de los autores que citamos.



Conoce más sobre la Santería Yoruba, profundiza en su culto y sus potencias. Llama, escribe, acércate a nuestro espacio de SANTERÍA MILAGROSA.


Escríbenos tu comentario

en el Blog y/o

Contáctanos:

(34) 915 240 142

(34)915 219 537

consultas@santeriamilagrosa.com

C/ San Alberto, 1 -Esq. Montera, 23

C/ Espoz y Mina, 5

Metros: Sol, Gran Vía

http://www.santeriamilagrosa.com