jueves, 23 de septiembre de 2010

Medicinas del monte para el alma y el cuerpo

Sobre la Santería, nos cuenta Héctor Izaguirre -en otros de sus libros pertenecientes a la colección Secretos de la Santería- trajo de África un conocimiento ancestral relacionado con la salud y la vida. Somos una continuidad de la naturaleza y del monte; por eso debemos vivir en perfecta armonía para alcanzar un continuo equilibrio. Se trata del uso de las plantas, la medicina herbolaria, sumatoria de la experiencia de millares de hombres y mujeres en la búsqueda del equilibrio natural. Para la Santería, la medicina vegetal es, además, una herramienta para avanzar hacia la sanación integral del ser. La vida no es del hombre, expresa Izaguirre, sino de su creador. Su uso, aprovechamiento y cultivo son la gran responsabilidad de los seres.

Héctor Izaguirre se adentra en las fórmulas traídas por los padres africanos y aumentados por los habitantes del continente americano. La tradición africana, por su profunda vinculación con la naturaleza, ha producido toda una vivencia experimental frente al reino vegetal. Su cultura está conectada con la tierra, no separa al hombre de su medio, sino más bien profundiza esa fusión, para evitar la dicotomía destructora.

En la introducción de Medicinas del monte, Izaguirre contrasta las medicinas llamadas hoy día como alternativas, la medicinas del monte, con los medicamentos desarrollados por la cultura occidental que en muchos casos tiene efectos secundarios nocivos para la salud. Expresa este hecho citando a un proverbio chino: “los médicos inyectan drogas que no conocen bien en cuerpos que conocen aún menos”.

Izaguirre entiende que la humanidad ha roto su vínculo con la naturaleza, estableciendo un desequilibrio entre todos los seres de los diferentes reinos de la existencia. Para restablecer ese vínculo, propone mirar al viejo culto Yoruba dado que ofrece una oportunidad histórica. La Santería, por razones del medio ambiente, desarrolló todo una teoría sobre el reino vegetal. Por ello, es necesaria la reaparición del hijo de Eyiogbe Temuco, pero no para derrotar al osicha Aroni, sino más bien para vencer a una cultura desarrollada a espaldas de las leyes de la vida.



Para la curación de enfermedades, afirma, así como para que nuestro sistema orgánico alcance su plenitud, es preciso el uso de los poderes de las plantas. Incluso, es importante prestar atención al hecho de cortar la planta que no debe ser realizado de forma mecánica. Más bien, es conectarse con las corrientes de la vida, donde el verbo interviene con todo su poder. El hijo de Eyiogbe Temuco cantaba y bailaba mientras recogía las hierbas. Ese procedimiento tenía una finalidad mágica que le otorgaba a las plantas un poder especial, fundamentado en la interrelación hombre-naturaleza.

Medicinas del monte, ofrece las alternativas y remedios para los problemas del alma y del cuerpo.

Cuando revisamos los medicamentos naturales de la Santería –continúa Izaguirre- penetramos en una dimensión novedosa, donde podemos descubrir remedios destinados, tanto a los daños del cuerpo como a las alteraciones anímicas. La tradición africana transmitió con absoluta precisión las terapias del monte, capaces de organizar la conducta psíquica de los hombres.


Plantas para la cura del alma

Abrojo

Abrojo terrestre

Acana

Aceitunillo

Adormidera

Agracejo

Agüedita

Aguinaldo blanco

Aguinaldo morado

Ají

Álamo

Albahaca

Almendro

Aroma uña de gato

Baria

Bayate

Bejuco de cruz

Bejuco madrina

Bejuco sabanero

Bledo

Cabima

Café

Caimito

Caobiya

Cayajabo

Cayaya

Yua

Zarza blanca

Artemisilla

Ayua

Bejuco perdiz

Bibona

Cabo de hacha

Cagadilla de gallina

Caguaso

Cairel

Calabaza

Canela de monte

Canutillo

Caña de azúcar

Chichicate

Ñame

Paraíso

Peregrena

Perejil

Quita maldición

Romero

Rompezaragüey

Ruda

Sabe lección

Sensitica

Cigüaraya

Tengüe

Vetiver



Tipos de Palos

Palo amargo

Palo batalla

Palo blanco

Palo bobo

Palo bomba

Palo bronco

Palo caballero

Palo cachimba

Palo café

Palo caja

Palo cambia voz o cambia camino

Palo ceniza o humo de sabana

Palo clavo

Palo cochino

Palo chinche

Palo diablo

Palo guitarra

Palo hacha

Palo hediondo

Palo jeringa

Palo jicotea

Palo malambo

Palo manga sayas

Palo moro

Palo mulato

Palo negro

Palo Ramón

Palo rompehuesos

Palo santo

Palo tengüe

Palo tocino

Palo torcido

Palo verraco


Tipos de Bejuco

Bejuco alcanfor

Bejuco amargo

Bejuco angarilla

Bejuco batalla

Bejuco borrococo

Bejuco carabalí

Bejuco carey

Bejuco colorado

Bejuco de conchita

Bejuco de corrales

Bejuco de cruz

Bejuco de Cuba

Bejuco de fideos

Bejuco de indio

Bejuco de jaiba

Bejuco de purgación

Bejuco de la virgen

Bejuco garañón

Bejuco jicotea

Bejuco guaco

Bejuco guaraná

Bejuco guauro

Bejuco jimagua

Bejuco lechero

Bejuco leñatero

Bejuco lombriz

Bejuco madrina

Bejuco parra

Bejuco pelador

Bejuco pendola

Bejuco perdiz

Bejuco sabanero

Bejuco San Pedro

Bejuco tortuga

Bejuco uvi

Bejuco uvi macho

Bejuco verdajo

Bejuco verraco

Bejuco zarzuela



Tipos de Hierbas

Hierba bruja

Hierba buena

Hierba caimán

Hierba don Carlos

Hierba de Guinea

Hierba de plata

Hierba de Santa Bárbara

Hierba de sapo

Hierba de parral

Hierba de la niña

Hierba de la sangre

Hierba de la vieja

Hierba diez del día

Hierba hedionda

Hierba incienso de Guinea

Hierba jicotea

Hierba jurubana

Hierba lechosa

Hierbaluisa

Hierba maravedi

Hierba mora

Hierba mulata

Hierba rabo de ratón


Montes para afecciones cardíacas

Azucena

Bastón de San Juan

Ajonjolí

Aguinaldo blanco

Caña fístula

Bejuco borrococo

Hierba de plata


Montes para afecciones del hígado

Bejuco péndula

Güira cimarrona

Sábila (Aloe vera)

Ruibarbo

Verbena

Pimienta china

Acebo de sierra

Culantrillo de pozo

Mamoncillo

Tamarindo


Montes para afecciones estomacales

Bejuco parra

Grosella

Achicoria

Albahaca

Albahaca morada

Albahaca anisada


Para dolencias femeninas

Abrojo amarillo

Agalla de costa

Almorejo

Anís

Azafrán

Calaguala

Jasmín de tierra

Mejorana


Para dolencias masculinas

Atipola

Bejuco garañón

Calaguala

Chichicate

Guaguasi

Sabina


Para dolencias de la infancia

Piñon de pito

Ayua

Hoja menuda

Almacigo

Almendro

Apasote

Calalu

Cordoban

Cuajani


Los usos de cada planta, hierba, palo, bejuco se encuentran explicados y detallados en Medicinas del monte para el alma y el cuerpo.


Si te interesa Medicinas del monte u otros libros de la colección Secretos de la Santería también de la autoría de Héctor Izaguirre; llama, escribe, acércate a nuestro espacio de SANTERÍA MILAGROSA.



Escríbenos tu comentario

en el Blog y/o

Contáctanos al: 91 524 01 42

consultas@santeriamilagrosa.com

(C/ San Alberto, 1 -Esq. Montera, 23

C/ Espoz y Mina, 5

Metros: Sol, Gran Vía)

http://www.santeriamilagrosa.com